viernes, 4 de octubre de 2013

Leyenda del pasado.

Desde 1952 Venezuela empieza la transformación mediática más grande de la historia, hago referencia a este particular año porque en este  por primera vez en Venezuela se transmite una señal a través del espectro radioeléctrico  de forma audio visual y así de esta manera se marca pauta en la historia contemporánea de nuestro país. Puedo atreverme a asegurar que todos los venezolanos algunas vez en la vida has visto un programa de televisión antes de morir, este medio se ha convertido a través del tiempo en uno de los medios de comunicación preferido por todos, por aquello que este tiene la particularidad de no solo encender el receptor, sentarse y escuchar, sino que también encontrarse con la imagen en movimiento que diferencia a la radio de este y tanto nos gusta.

Así como cuando empezamos a leer un libro y al encontrarlo interesante, buscamos el autor para saber la fuente creadora de la pieza de arte que estamos leyendo, así también muy pocos venezolanos nos sentamos ante un televisor y nos preguntamos el origen de este y no me refiero a la creación misma del dispositivo de recepción, sino de la creación de la televisión venezolana así como hoy la conocemos, los personajes y la historia que esta encierra, historia que se ha venido perdiendo paulatinamente.

En la Venezuela actual creo que vivimos en la infinita carrera hacia el futuro y no existe la ínfima mirada al pasado de esta Venezuela que tanto nos tiene que enseñar y que tanto necesitamos en estos momentos. Gran parte de esta historia está escrita por la vida de un personaje que sin duda alguna es icono de nuestra venezolanidad y sin miedo a equivocarme, este es orgullo absoluto de este país, ese personaje al que hago referencia es Renaldo José Ottolina Pinto (Renny Ottolina) un nombre que para vergüenza de nuestra historia no todos los venezolanos conocen, un nombre más conocido para aquellos que tuvieron la dicha de ver uno de sus tantos programas de radio o televisión y que en su memoria recuerdan al Número 1 como en su época  se le conocía.

No quiero hacer detalles de sus innumerables reconocimientos y muchos menos la gran preparación académica de Renny que lo acreditan todavía como el primer Show Man y hasta ahora inigualable personaje de la televisión venezolana, pero creo que es menester reconocer la magnanimidad de este hombre, la mística con que realizo su trabajo y su orgullo por su país, nuestro país.

No existe en  nuestra memoria histórica un hombre que nos ha enseñado más a amar este país, a crear sentido  de pertenencia  como lo hizo Renny, creo firmemente que su carrera así como su vida son pieza invaluable de nuestra historia. Un hombre con un concepto de país único, un visionario al servicio de su pueblo, un ciudadano que su amor y pasión por la patria fue tanta que en la búsqueda por una solución de los problemas que afrontaba el país quiso tomar  las riendas, hasta el punto que el mismo pueblo lo postulo a candidato para la presidencia, búsqueda que le costó la vida en un dudoso accidente aéreo.

Los medios de comunicación en este país tiene un antes y después este se llama Renny Ottolina, la televisión como él la hizo, el formato y concepto de educar al ciudadano a través de los medios de comunicación se fue perdiendo hasta llegar a el sistema de televisión actual, sistema que  se transformo en el monstruo con un propósito meramente comercial que hoy conocemos y  se les olvido la importancia de los valores y principios que tanto necesitamos a diario, valores que son las bases fundamentales de la sociedad que todos buscamos y que tanto queremos, se les olvido que ellos son debidos a una razón social y para una razón social, están ahí al beneficio del pueblo, el beneficio de un país entero. Por eso creo que es menester reconocer y aprender de este hombre que todavía muchos años después de su muerte nos dejo un legado, un sentimiento que  no puede morir. Al igual que las grandes obras de arte aunque sean destruidas su recuerdo perdura en el tiempo y se transforman en leyendas, Renny es una de nuestras leyendas que nunca morirá.

"El país es medible. la patria es del tamaño del corazón quien la quiere"
Renny Ottolina

viernes, 5 de abril de 2013

A un mes sin El Comandante


A un mes de la desaparición de Chávez todavía el pueblo venezolano espera cambios en esta Venezuela que es de todos, esperan:

Las miles de madres venezolanas que lloraran las muertes de sus hijos, esperan justicia para ellos y que la impunidad no prevalezca.

El pueblo venezolano que vive en una misión imposible para logran comprar los productos de primera necesidad, todavía esperan que cese la escases que nos agobia.

El pueblo que vive cada día y sufre los cortes de electricidad por causa del racionamiento que solo se puede justificar con incompetencia en  materia eléctrica.

Los miles de trabajadores que exigen un aumento de salario ya que la devaluación se comió la capacidad adquisitiva de los mismos.

Los millones de jubilados de distintas entidades públicas que han pasado más de 5 años de su jubilación y no se las han pagado.

El pueblo espera que se acabe la delincuencia y la violencia en la calle que seamos un país que no tenga miedo de salir a la calle.

Los estudiantes esperamos que se acaben los paros que tanto daño nos hacen y solo nos afecta a nosotros.

El pueblo espera que se acabe el odio, la indiscriminación para los venezolanos que pensamos diferente al partido de gobierno.

El pueblo espera vivir en una Venezuela digna que podamos dejarles orgullosamente a nuestros hijos.

A un mes sin Chávez el único cambio que hubo fue el cambio de nombre en las propagandas y consignas políticas.  

"Si quieres un cambio empieza a cambiar tu mismo"

By Juan Urdaneta 

domingo, 24 de marzo de 2013

Porque no votare por ti Nicolás


El día 5 de marzo del 2013 el mundo entero entro en un proceso de transición, la proyección internacional del que fue nuestro presidente por 14 años, creo un  punto en la historia, el “Después Chávez”. Desde las duras declaraciones del ex presidente Chávez el día 8 de diciembre de 2012 donde anuncia su partida del país para tratar su enfermedad y haciendo una crónica de una muerte anunciada, ese mismo día le deja a su pueblo su emisario que caso de una situación sobre venida cual monarquía el rey deja su sucesor en el linaje del partido de gobierno.

Luego de 3 meses de especulaciones, suposiciones, mentiras y engaños, estos personajes que tomaron las riendas del país mientras no sabíamos nada del presidente, estas personas afectas todas al partido de gobierno y bajo las supuestas ordenes del presidente, implementaron políticas económicas en el país, se devaluó la moneda en casi el 50%, subieron el impuesto sobre la renta, aumento la unidad tributaria, eliminaron el SITME, nuestro salario mínimo uno de los más  altos de Latinoamérica cayó en 45.6 % y todo esto en 100 días y más de gobierno, ahora el clamor del sistema empresarial del país por divisas para la importación los obligo a crear un sistema complementario de divisas (SITCAD), para que apoye a CADIVI ya que le quedo grande el trabajo para que fue creado, este causo una nueva devaluación de la moneda en forma parcial. No has empezado bien a llevar las riendas de este país y ya parece que te quedo grande Nicolás.

La propaganda de tu campaña nos está demostrando que no poseen más que la memoria de un muerto para convencer al pueblo que tu eres el indicado, tratando de imitar el populismo y el carisma de Chávez cosa que no tienes y nunca tendrás, mucha gente piensa que por haber sido humilde y haber tenido una larga carrera como  canciller  estas apto para gobernar nuestro país, pues lo cierto es que esas razones son nada más que excusas para aplacar la falta de educación que tienes, de ser tu el próximo presidente de este país, nosotros la oposición seguiremos siendo aquellas personas que por pensar diferente somos excluidos de beneficios y juzgados como fascistas y traidores a la patria donde tanto la oposición y el oficialismo nacimos. Un país que esta así gracias a la falta de cultura y la inmensa polarización creada por el ex presidente Chávez con frases como “El que no esté conmigo está contra mí, contra la patria”.

Mucha gente piensa que por haber sido humilde  y canciller de la republica por un largo tiempo eres la persona correcta para la presidencia, el hecho es que tu tiempo en la cancillería y otros puestos te pudo dar el conocimiento básico de las relaciones exteriores de este país no le garantiza al pueblo que estás preparado para Miraflores y como canciller siempre fuiste solo un representante diplomático del país nada más que eso, un representante a las decisiones de Hugo Chávez.

No votare por ti Nicolás, porque me estaría firmado mi propia acta de muerte, representas el partido que tiene  todos los poderes a su favor y los usa a su antojo, el mismo partido que tiene en sus filas al ministro de defensa, al cual cito “Ahora si vamos por ustedes fascistas, le vamos a dar en la madre” y que tiene también al presidente de la asamblea nacional al cual cito “La oposición tenía que rezar por la vida de Chávez, porque él era el freno de todas las vainas locas que se nos ocurrían a nosotros”. Entonces los órganos que están diseñados para garantizarme la seguridad son los mismo que me amenazan por pensar diferente, estos mismo afectos todos al partido de gobierno.

No votare por ti porque cuando mis hijos crezcan les diré  con orgullo y valor que su padre siempre lucho por sus ideales, por una Venezuela de todos los venezolanos, una Venezuela digna de vivir donde la igualdad social no sea de pocos, igualdad social para todos cosas que tu no me garantizas con tus discurso llenos de odio y desprecio para este pueblo opositor.

La historia a través del tiempo reflejara que mis razones fueron validas o no, pero por los momentos considero que esta Venezuela no puedes seguir su camino al progreso con estas personas que fueron las mismas que rodeaban a Chávez y muchas veces hasta el mismo las uso como excusas de sus deficiente gestión.

No votare por ti Nicolás porque de lo contrario estaría contribuyendo a la victoria de un muerto,  solo eres la imitación burda y deficiente del Ex comandante en Jefe Hugo Rafael Chávez Frías.


“Aquellos que pensamos diferente no debemos ser juzgados porque podemos tener la razón”
 Juan Urdaneta                          .     

By Juan Urdaneta 



lunes, 8 de octubre de 2012

¿Cuánto es la deuda de cada venezolano?

Para el año 1998 la deuda pública total (tanto interna como externa) en Venezuela era de $33.000 millones de los cuales $28.455 millones correspondían a deuda externa. Esos números significaban un 35% del PIB y al sacar la cuenta de la deuda per cápita, esta nos arrojaba $1.429. Recordemos que en la década de los noventa Venezuela vivió un panorama de precios del petrolero bastante bajo y estable. Todas estas cifras fueron utilizadas por el actual Presidente (en aquel entonces candidato presidencial) para criticar y decir que esas cifras eran elevadas, impagables e inaceptables en un país con tantas riquezas. ¿Qué ha pasado en estos 14 años revolucionarios en ese tema? Para los siguientes cálculos utilizaré un tipo de cambio ponderado (cercano al dólar oficial por la influencia del Sitme) en Venezuela y las fuentes de la data son Pdvsa, BCV y el Ministerio de Finanzas.

Empecemos diciendo que la deuda pública externa al 31-03-2012 es de $95.554 millones y que si le sumamos lo contratado (más lo que pudiera entrar en estos últimos 5 meses) en este año por Pdvsa, Fondo Chino y la República ese número pudiera estar terminando el año en torno a los $109.000 millones. Adicionalmente tenemos que agregarle unos $52.000 millones de deuda interna (recordar la nueva aprobación para aumentar el techo del endeudamiento) y otros $50.000 millones entre nacionalizaciones no canceladas, arbitrajes pendientes, cuentas por pagar Pdvsa, contratistas y dividendos no pagados a las empresas mixtas. En total estaríamos hablando de más de $212.000 millones. ¿Qué significa ese número hoy?, al compararla con lo que debíamos en 1998, resalta que nuestra deuda total se multiplicó por 6.43. Por otra parte al calcular la deuda per cápita tenemos que esta se sitúa cercana a los $7.373 (casi 3 cupos de viajes Cadivi), cifra que con respecto a 1998, se multiplicó por 5.2. Por cierto, si multiplicamos $7.373 * Bs. 4.3/$ = Bs. 31.704. Y por último nuestra relación  deuda total/PIB se sitúa en 71%, el doble a lo que teníamos en 1998.

Ahora bien, si ocurre una devaluación que aumentara en un 30% el tipo de cambio ponderado, esto llevaría la relación Deuda/PIB hasta un 86%, mientras que si el escenario es 40%, la relación superaría el 92%.  En la actualidad, ¿hay posibilidades de devaluación en Venezuela?

En resumen: en 14 años nuestra deuda per cápita se incrementó en más de 5 veces, nuestra deuda total en más de 6 veces y de ocurrir una devaluación superior al 40% nuestra deuda sería prácticamente igual a nuestro PIB. Todo esto va a ocurrir en medio de los mayores ingresos petroleros de nuestra historia. ¿Cómo es posible incrementar tanto tus pasivos (la gran mayoría en moneda extranjera) mientras tus ingresos (también en moneda extranjera) crecieron de tal forma? Sin dudas un desastre fiscal sin precedentes que amerita un cambio de rumbo urgente.


@luisoliveros13